Entrevista a David Toscana

En literatura hay muchos generos, novela, cuento , poesía etc etc etc. Entre ellos uno que me gusta muchos es La Entrevista. Disfruto mucho leer entrevista e imaginarmelas, es por eso que eh ido coleciconando diferentes entrevistas, no anda mas relacionadas con el hambito litearaio sino entrevistas con diferentes personas y sobre muy diversos temas.

Comparto una con David Toscana hecha recientemente por Elena Mendez

Reseña Corta del Autor:David Toscana. Un hombre sencillo, tierno. Una sonrisa que transmite paz. Una mirada que delata lo mucho que se divierte con su gran amor, la Literatura.
Monterrey, Nuevo León, en 1961. Es Ingeniero Industrial y de Sistemas por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Campus Monterrey.
Autor del libro de cuentos ‘Historias del Lontananza’ (Joaquín Mortiz, 1997) y de las novelas ‘Las bicicletas’ (Fondo Editorial Tierra Adentro, 1992); ‘Estación Tula’ (Joaquín Mortiz, 1995); ‘Santa María del Circo’ (Plaza y Janés, 1998); ‘Duelo por Miguel Pruneda’ (Plaza y Janés, 2002), ‘El último lector’ (Random House Mondadori, 2004) y ‘El ejército iluminado’ (Tusquets Editores, 2006).

Toscana.El hombre que cambió la ingeniería por la literatura

– ¿Por qué cambiar la ingeniería por la literatura?

Por la literatura se cambia la ingeniería, la contabilidad, la medicina y cualquier cosa. No veo que haya sido un sacrificio; sólo monetario. Pero siempre será más interesante ‘Don Quijote’ que un manual de control de calidad, y ‘La metamorfosis’ más reveladora que un libro sobre resistencia de materiales.
– ¿Qué representan los niños muertos en su narrativa- citemos el caso de Fernanda en Estación Tula; Anamari-Babette en ‘El último lector’; Comodoro en ‘El ejército iluminado’-?

Cuando tenía entre diez y doce años, le tenía miedo a la muerte. Cada evento trágico, cada esquela en el periódico me dejaba sin dormir. Y cada noche de insomnio era reflexionar sobre la muerte y convivir con ella. Tal vez eso esté regresando en forma de historias, de palabras.
Tal vez, no lo sé.
– ¿A qué atribuye la obsesión por la muerte dentro de su obra?

En parte es lo que menciono arriba, y en parte se relaciona con otros momentos de la infancia en que mi relación con la muerte fue más afectiva, como cuando jugaba en el cementerio junto a mi casa y conversaba con los muertos. Además creo que cualquier reflexión sobre la vida debe incluir la muerte; sin muerte no habría filósofos ni novelistas.
– Que Juan Capistrán (uno de los personajes centrales de ‘Estación Tula’) sea un ‘hijo de la chingada’ (literalmente) concebido por Fernanda tras el abuso del Gringo ¿viene a ser una alegoría del ancestral dominio de los estadounidenses sobre los mexicanos?

No exactamente, porque el gringo la viola, pero luego sabemos que se trata de un pobre diablo, un alcohólico, un don nadie.
En mis novelas hay más un espíritu de revancha que de sumisión.
– ¿Qué lo motivó a cambiar el título de su cuentario ‘Historias del Lontananza’ por ‘Lontananza’, así como a eliminar los nombres de cada relato, quitar uno de ellos y sustituirlo por otro nuevo?

No sé por qué incluso a la gente educada se le complica decir ‘Historias del Lontananza’. Casi siempre en reseñas de periódico o revistas aparece mal citado. Le cambié el nombre para simplificarlo, y para señalar que el segundo libro no era igual al primero.

Quité un relato que con el tiempo dejó de gustarme y agregué otro que me gustaba más.
Además quité los títulos para que se leyera como algo más parecido a una novela, y porque ¿para qué sirven los títulos de los cuentos? Sirven para nombrarlos, no para leerlos.
-¿Cómo influyen tanto Onetti como Cervantes en la narrativa toscaniana?

Los dos me revelaron la forma de ver el mundo. A través de Onetti entiendo que el hombre no tiene escapatoria; a través de Cervantes, o mejor dicho de Don Quijote, aprendo que este mundo hay que verlo desde fuera de la lógica, que las palabras funcionan mejor si no parten de la razón, sino de la belleza.
– ¿Se necesita estar loco para defender un ideal? Don Quijote lo estaba; los cuasi ‘Niños Héroes’ de ‘El ejército iluminado’ padecen retraso mental…

La locura se define de manera distinta según la época. Si hoy alguien se va a vivir a una cueva y caza animales para vivir, pensaremos que está loco; pero en una época ésa era la forma de vida. En una época los cristianos se embarcaron en las cruzadas; hoy nos parece una locura. En una época se ofrecía la vida para defender la patria; hoy es cosa de trastornados. Y sin embargo a algunos don Quijote parece muy razonable.
– Usted ha tenido la oportunidad de participar en programas de escritores a nivel internacional, tanto en Estados Unidos como en Alemania. ¿Qué concepción tienen de la literatura mexicana en dichos países, según su perspectiva?

No ven la literatura mexicana sino como parte de la latinoamericana, tal como nosotros podemos hablar de la africana, sin hacer distinciones entre la etíope y la angoleña. Y en general se está aún viviendo una cruda de las letras latinoamericanas luego del boom. En palabras de un editor: estamos pasados de moda.
– ¿Se considera parte de la llamada ‘Narrativa del Norte’? ¿En tal caso, qué elementos tendría en común la obra toscaniana con la de sus colegas norteños?

Ningún escritor del norte se considera norteño, salvo por un accidente geográfico. Son los críticos los que se dedican a agrupar, los que hablan de generaciones, temas, géneros, regiones y sexos.
Es también una invención del centro, que traza una raya y se asombra de que más allá de la capital haya burros que tocan la flauta.
– ¿A qué se debe el afán desmitificador de la Historia presente en su obra?

La Historia tiene muchas historias, y además el novelista posee una libertad de interpretación del pasado que no tienen los historiadores; hay que aprovechar esta libertad para alcanzar posibles verdades o al menos mover a la reflexión al lector. En todo caso, la Historia en manos del novelista puede ser una experiencia estética.

(Entrevista realizada el 5 de junio del 2006)

Anuncios

2 thoughts on “Entrevista a David Toscana

  1. Onetti tiene un decálogo, así como Quiroga, donde aconseja no limitarse a leer los libros ya consagrados (dice que Proust y Joyce fueron despreciados cuando asomaron la nariz y hoy son genios).

    Aunque no creo en decálogos y además no soy escritora, últimamente pensé en esto porque Jorge Lafforgue defendió a Quiroga cuando los estudiosos lo consideraban un escritor menor y la semana pasada me encontré al mismo Lafforgue apostando por un escritor nuevo… y en mi cabecita empezaron a pasar cosas.

    O sea que el tipo, con una trayectoria de medio siglo, no tiene miedo en decir lo que piensa y levanta a un escritor que hasta ahora solamente ha publicado un libro.

    Yo me hice con el libro y lo leí porque si para Lafforgue es bueno debe ser bueno y pensé después de leerlos que sí, que es muy bueno, pero que no sé si yo sola me hubiese animado a decirlo sin la autoridad de un groso que me abra la puerta antes. Y esto me dejó pensando.

    Lo que quiero decir es cómo yo que no tengo ningún prestigio para perder nunca me animé a levantar a alguien que nadie haya consagrado antes. Ya sé que no me puedo comparar con Lafforgue que soy una lectora casi del montón, pero justamente por eso ¡¡¡¿por qué tenerle miedo a equivocarse?!!!

    Bueno… que por todo esto abrí un blog en http://misescritorespreferidos.blogspot.com con la idea de que la gente haga conocer a sus buenos escritores en las sombras, para que los compartamos y encontremos a los futuros Quirogas, Onettis, Cortázares y Borges por nosotros mismos. ¿Demasiado delirante? No será la primera vez que me lo dicen pero quiero hacerlo y creo que está bien que lo hagamos.

    Ojalá visiten el blog y opinen algo al respecto. Gracias.

    Lau.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s