Esforcémonos para recibir nuestro premio

Ustedes saben que, en una carrera, no todos ganan el premio sino uno solo. Y nuestra vida es como una carrera, así que vivamos bien para llevarnos el premio. Los que se preparan para competir en un deporte, dejan de hacer todo lo que pueda perjudicarles. ¡Y lo hacen para ganarse un premio que no dura mucho! Nosotros, en cambio, lo hacemos para recibir un premio que dura para siempre.Hay que esforzarse por recibirlo. Así que no se debe luchar sin un propósito. Al contrario, vivir con mucha disciplina y dominandoce a sí mismo. Pues si anuncio a otros la buena noticia, no quiero que al final Dios me descalifique a mí.