EnMedio del Mar

chango

Déjame recordarte las palabras de siempre,
los bosques de luciernagas volando de noche
el sabor del vino que lleva tu nombre
ese olor a flores y mar que sale de tu piel.

Cuando desapareces
desaparece el mundo
no tu mundo,
nuestro mundo,
el mundo que por las mañanas
construiamos con besos
dame una abrazo de gorila
recuerdame como los elefantes, siempre.

Déjame tu cabello
Déjame ser la ciudad inmensa,
que recorres a pie por las noches.

Permiteme ser el te de mandarina
que cura tu resfriado,

Voy a recordarte el lugar donde
vivi de niño, donde aprendi a usar una resortera
el lugar donde cai de una arbol de mango
el dia en que mis manos se volvieron tus manos.

Déjame tirado, olvidado, triste si tu quieres
oliendo a pescado o sudando como un caballo,
pero no me olvides, ni entierres tu primer beso
no cierres tus ojos, que los mios aun te anhelan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s