Eclesiastés

7:1, 5, 8, 10, 16-17, 19 DHH

Vale más la buena fama que el buen perfume. Vale más el día en que se muere que el día en que se nace.  Vale más oír reprensiones de sabios que alabanzas de necios.  Vale más terminar un asunto que comenzarlo. Vale más ser paciente que valiente.  Nunca te preguntes por qué todo tiempo pasado fue mejor, pues ésa no es una pregunta inteligente.  No hay que pasarse de bueno, ni tampoco pasarse de listo. ¿Para qué arruinarse uno mismo?  No hay que pasarse de malo, ni tampoco pasarse de tonto. ¿Para qué morir antes de tiempo?  Da más fuerza la sabiduría al sabio, que diez gobernantes a una ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s