S49-147

¿Por qué he de temer en tiempos de desgracia,
cuando me rodeen inicuos detractores?
¿Temeré a los que confían en sus riquezas
y se jactan de sus muchas posesiones?
Aunque en vida se considere dichoso,
y la gente lo elogie por sus logros,
irá a reunirse con sus ancestros,
sin que vuelva jamás a ver la luz.
A pesar de sus riquezas, no perduran los mortales;
al igual que las bestias, perecen.
Él sana a los que tienen roto el corazón,
y les venda las heridas.
Él determina el número de las estrellas,
y a cada una le pone nombre

¡Su honor está por encima del cielo y de la tierra!
¡Él ha dado poder a su pueblo!
¡Alabanza de todos sus fieles,
de su pueblo cercano!
¡Aleluya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s