Mangment en la Era del Narco by Alex Llantada

“Tú, cerdo, te vengo observando todo el tiempo. Yo te enseñaré a trabajar. Espera a ver cómo cavas la tierra con los dientes, morirás como un animal. ¡En dos días habré acabado contigo! ¿Qué eras tú, puerco, un hombre de negocios?

Vivo en la Ciudad de México, y he sido asaltado a mano armada un par de veces, lo mismo mi familia. En la calle donde hace poco habitaba, tenía como vecino a un desaliñado dealer donde antes vivía una linda abuelita con su perro. He sido testigo cercano y víctima, como tú, de vicio, violencia y miedo. Sé de primera mano que el lenguaje de la violencia es muy semejante en cualquier ámbito y época: sea de narcotraficantes, atracadores o nazis. El párrafo de arriba parece la voz de un sicario actual torturando a su víctima, pero es la cita de un nazi gritándole a un prisionero en Auschwitz, quien es autor del libro El hombre en busca de sentido: el doctor Viktor Frankl. Este hombre sobrevivió tres años en varios campos de concentración y supo sacarle provecho.

A continuación lo cito:

“Muchos de los prisioneros del campo de concentración creyeron que la oportunidad de vivir ya les había pasado y, sin embargo, la realidad es que representó una oportunidad y un desafío: que o bien se puede convertir la experiencia en victorias, la vida en un triunfo interno, o bien se puede ignorar el desafío y limitarse a vegetar como hicieron la mayoría de los prisioneros.

“Lo que realmente importa ahora es determinar el verdadero sentido de esta empresa.

“Para los que estuvieron internados en aquellos campos se trata de explicar estas experiencias a la luz de los actuales conocimientos, y a los que nunca estuvieron dentro puede ayudarles a aprender y, sobre todo, a entender las experiencias por las que atravesaron ese porcentaje excesivamente reducido de supervivientes.”

Las circunstancias más adversas son las precursoras de las ideas que iluminan el mundo. Así lo demuestra la historia. Yo propongo que no seamos meros observadores y relatores de lo sucedido con el narco, ni que nos esperemos a ser viejos para contar lo triste que fue todo. Propongo, como Frankl, que“determinemos el verdadero sentido de esta empresa” (el narcotráfico),que los hechos que estamos viviendo los volvamos útiles a pesar de lo nefastos que éstos puedan ser y de lo mucho que nos duelan.

Hoy, tú y yo somos prisioneros de intereses muy poderosos, y al igual que a Viktor Frankl, nos queda convertir la experiencia en conocimiento y victoria, o bien, quejarnos y vegetar.

¿Qué escoges tú?

Tanto el management que ávidamente leemos en el HBR como el narcotráfico, tienen su fundamento en la guerra, y justo me lo recordó mi novia ayer que veíamos la nueva serie Narcos, que cuenta la historia de Pablo Escobar. Cuando me lo dijo, por coincidencia, apareció a cuadro la revista Forbes con Escobar en ella como uno de los hombres más ricos de aquellos tiempos; lo señalaban como delincuente pero billonario al fin, como ahora el Chapo.

Lo encontré como una coincidencia afortunada que me indicaba que debía, al menos intentar, encontrar un poco de sentido honesto de negocios a todo lo que estamos viviendo para volverlo útil.

Lo que en la guerra del narco sucede tiene aspectos que han hecho que algunos se hagan muy ricos a costa de cientos de miles de muertes, como en toda guerra. Hoy en día todas las escuelas del mundo, incluyendo en la que estudié y ahora doy clases, usan los conocimientos adquiridos en cruentas guerras para enseñar negocios honrados. Curiosamente, algunos profesores no están conscientes que logística, estadística, mercadotecnia, recursos humanos, finanzas, antropología, economía y cualquier materia de cualquier carrera tuvo una fase de perfeccionamiento durante alguna guerra. Y con la que estamos viviendo, ¿qué hemos hecho?

A la guerra que me toca sufrir en mi propio país quiero sacarle algún provecho desde mi trinchera; sacarle conocimiento bueno a lo malo, emulando humildemente lo que hicieron judíos geniales como Frankl y Milgram. De este último aprendí que lo primero que hace un científico es ponerse en los zapatos del verdugo, al igual que un buen policía piensa como asesino para salvar vidas.

Para adentrarnos en la mente de un auténtico narco intelectual consultemos un par de libros prohibidos por el Ejército Mexicano: Me dicen: “El más loco” y Pensamientos, ambos escritos por Nazario Moreno González, alias elChayo, publicados post mortem de manera subrepticia. Moreno, ideólogo de la Familia Michoacana, fue liquidado por federales mexicanos en 2010 con su cabeza valuada en 2.4 millones de dólares.

También se obtiene buena información del libro El arte de la guerra para narcos, de Tomás Borges y de emeǝquis.

Analizados estos documentos, encontramos algunos aspectos de lo que podríamos hacer para influir positivamente usando el management de los narcos:

El péndulo de Schopenhauer

Schopenhauer dice en su obra que nuestra vida “oscila como un péndulo entre el dolor y el hastío”. Cuando queremos algo sufrimos porque no lo tenemos. Cuando lo logramos, comenzamos a desear otra cosa —generando nuevo dolor— o ya no deseamos nada —generando hastío—. Así funciona el ser humano, va y viene… siempre.

Escobar y el Chapo supieron usar el péndulo: el dolor de los campesinos (hambre) produce mano de obra fiel; el hastío del rico (tengo todo) genera demanda. El dolor del solitario genera vínculos en redes sociales (Tinder, Facebook); el hastío de marcas anunciantes genera patrocinio y anuncios. El dolor del desempleo genera choferes en Uber; el hastío del transporte común genera clientes deseosos de cargos automáticos por PayPal.

Otro péndulo es el de los deseos: sexualidad y agresividad. El instinto de conservación del individuo (agresividad) y el instinto de conservación de la especie (sexualidad) son las formas principales de la voluntad de vivir. En el fondo, el mundo del ego no es sino voluntad, deseo insatisfecho, anhelo insaciable.

Si estás por emprender piensa así: ¿Qué producto genera deseo? ¿Qué servicio llena lo insatisfecho? ¿Qué curso promete solucionar un anhelo? Para los narcos fue fácil detectar que la cocaína se metía al péndulo; a Jobs le costó un poco más llegar a la cosificación de la comunicación y del arte. ¿Tus tacos son tan divertidos (albur = sexo) como los chupacabras o tan fresas (dinero = hastío) como el Califa? ¡Entonces deben ser muy exitosos! (Chiste local, con acento cantadito, para amantes de los tacos del Distrito Federal).

Tecnología Y aplicada en X

Submarinos que transportan droga; túneles que liberan prisioneros; catapultas para pasar droga sobre muros; doctores que operan “burros” (personas que traen droga en el cuerpo); latas de chiles rellenos de cocaína; embotellar coca-colas con coca-ína; condicionamiento skinneriano para convencer gente, y podemos seguirnos al infinito. La clave está en poner en tu empresa tecnología ajena a lo normalmente usado.

Amazon está probando drones para repartir productos (como seguramente los narcos ya hacen); Apple está finalizando su proyecto de autos que se manejan solos, pues ¿qué no hacían nada más teléfonos y computadoras? Hablando de nuevo de tacos, algún genio anónimo, que siempre admiraré, vio un “trompo” de carne griega… de esos que abundan en París, y se le ocurrió ponerlo en tortillas. En vez de cordero, puso cerdo adobado. Voila! Digo, ¡ándele!, cómase su taquito al pastor. Tecnología Y en X… mejor dicho en MX.

Mindfulness

“Sé fuerte de espíritu ante todos los problemas de la vida. Procura meditar en silencio y escucha la voz de Dios, que nunca te abandona. Y si el sufrimiento llama a tu puerta, no tengas miedo. Será cuando más cerca estés de Él. Todos vemos el sufrimiento como un mal… Bienaventurados los que lloran en soledad porque serán consolados con la palabra de Dios.”

No, no es Eckhart Tolle ni un pastor cristiano de Guatemala; es uno de los pensamientos de Nazario Moreno de la Familia Michoacana.

Y este también:

“Si algún día sientes ganas, muchas ganas de llorar, háblame, no prometo hacerte reír, pero puedo llorar contigo. Si algún día te sientes triste búscame, no prometo alegrarte el día, más puedo estar contigo.”

La definición del Dalai Lama de compasión es prácticamente la misma que la delChayo.

¿Cómo? ¿Los narcos saben de meditación, awareness, compasión y todas esas cosas que empresas vanguardistas como Google y Facebook pusieron de moda? Pues parece que sí, y al menos los fundadores de la entonces Familia Michoacana y precursores de los Templarios lo hicieron primero que las empresas mundiales (en su propia versión).

¿Tú meditas? Arianna Huffington, Bill Ford, Clint Eastwood y Oprah Winfrey sí lo hacen, y por lo visto también el Chayo lo hacía. ¿Será que el Chapo así concibió la forma de hacer el escape del siglo? Puedes cuestionarlo, pero la claridad de ideas muchas veces proviene de la ausencia de pensamiento.

Mística

—Juro delante de todos, vivir y morir con honor.
—Juro combatir la in justicia y socorrer a mi prójimo.
—Juro, igual en el combate como en la paz, que ningún caballero será considerado por mí como enemigo.
—Juro fidelidad al temple y esforzarme por perpetuarlo.
—Juro respeto a los demás, veneración a las madres, protección a los niños o los ancianos, asistencia a los enfermos y a los necesitados.
—Juro respetar la fe de otros y buscar más la verdad que la gloria, el honor que los honores.
—Si por desgracia yo traicionara mi juramento, ruego ser ejecutado por la orden como un traidor.

Juramento de los Caballeros Templarios (narcos mexicanos).

Las empresas que trascienden poco, se conforman con un listado de valores copiados, junto con una misión y visión grises, vacuas, que ni el director general se sabe… En cambio, las empresas de vanguardia, y que trascienden, saben la importancia de estos elementos y los viven como lo más importante: es el fundamento místico de su éxito.

Mística suena a espiritual, y lo es. Es el alma de la empresa, sea ésta una pequeña empresa que hace arreglos florales, o una gran transnacional.

La mística incluye una filosofía de trabajo y todo lo que culturalmente contribuye a ella como los símbolos, ritos y rituales.

Los símbolos incluyen, en el mejor de los casos, a los propios fundadores: un Carlos Slim, un Bill Gates o un Richard Branson, cada quien en su estilo se convierte en un ser admirado con todo y sus mitos y leyendas. (Por cierto, ¿sabían que debajo del Museo Soumaya, Slim tiene una megaoficina subterránea que se conecta con otros edificios? ¿Mito o realidad? Llamen a MythBusters).

Banderas, estatuas, logotipos… todo influye para bien. ¡Y de ritos y rituales ni hablemos! Imagina esto: acaban de asignarte la pequeña tarea de ser el CEO de una empresa de 2.2 millones de personas. Eres el jefe de jefes… Tratas de idear formas poderosas de crear un compromiso y una entrega de servicio consistente alrededor del mundo. Muchos te dirán que das sueldos bajos; otros, que eres un militar encubierto o un vil cerdo capitalista. Pero no te importa; tú estás buscando formas de estrechar lazos, mejorar la comunicación y aumentar la motivación. Pides opiniones innovadoras y alguien grita:

¡Ya sé!

Y el empleado empieza a cantar una porra (en inglés, porque estás en Estados Unidos):

Give me a W…
Give me an A…
Give me an L…
Give me a squiggly… (en esta parte mueve las rodillas coquetamente)

¿Lo corres? ¿Te burlas? Yo lo volvería director corporativo de Recursos Humanos a nivel mundial de la empresa número 1 en la lista Fortune 500. Corrijo: la número 1 en ingresos según Forbes. Hablo de Walmart, por supuesto. El ritual se llama “Squiggly”, y desde el estibador hasta el director general lo hacen todos los días. ¿Tontería o genialidad?

Organiza eventos con dj, o happy hours con cerveza en la oficina… o de perdida el pastel del mes comprado en La Esperanza. Si tu empresa es francesa, como Axa, diles que digan je sui cada que se presenten. Logra respeto a la institución, buenas costumbres, crea sistemas para quedarte con los mejores, logra que amen su trabajo. ¿Te parece doctrina vil? ¿Se te hace ridículo? Bueno, ponte en el lugar de un narco: ¿Cómo logras cohesión, lealtad, motivación y productividad en tu organización?

Seguro te los imaginas bien rancherotes cargando cuernos de chivo, vulgares e ignorantes. ¿Entonces cómo saben de códigos y símbolos que usaban los Caballeros Templarios hace mil años? Estos crueles asesinos saben de mística, y con ello administran una de las corporaciones más complejas y ricas del mundo.

¿Sabes del juramento de secrecía de Apple? Es tan antiguo como su fundación, y funciona igual que el del narco.

El último libro que Mark Zuckerberg anunció en Facebook haber leído en abril de este año fue Rational Ritual, de Michael Chwe. El libro trata de que lasceremonias, mítines y rituales públicos generan lo necesario para volvernosproclives a respaldar una autoridad o un sistema social. Eso lee Marc, ¿y tú?

Tener mística conviene seas narco o emprendedor.

 

Enfoque social

Va más allá de ser “socialmente responsable”. Es, en verdad, tener como prioridad la ayuda social; nada que ver con donar a una fundación los 7,000 pesos que tus empleados con sacrificio recolectaron y tú, como “CEO” generoso, agregas 500 pesotes. No, señor contador.

Contrasta eso con lo que hace un auténtico líder (políticos, lean bien esto): emeǝquis del 7 de febrero de 2011, con la reciente muerte del Chayo, publica lo siguiente:

Los “servicios” que proporciona la Familia se asemejan a los que debería atender un gobierno:
• Construcción y reconstrucción de sistemas de drenaje, calles, escuelas, áreas deportivas e iglesias.
• Instalación de alumbrado público.
• Aportaciones a iglesias.
• Donación de libros.
• Créditos para campesinos y negocios.
• Cobro de deudas a habitantes locales.
• Erradicación de alcohol adulterado.
• Pago de medicinas y cuentas de hospital.

Con estas acciones, ¿puedes imaginar cuántos lo amaban? De igual forma, cuando murió Pablo Escobar, miles de personas pobres lloraron en su entierro. La gente le llamaba el Robin Hood criollo.

“Mis mejores amigos están en la comunidad de los tugurios, en el basurero municipal”, dijo alguna vez Pablo Escobar.

En poco tiempo construyó cerca de 3,000 viviendas y su lema era: “Sin tugurios en Medellín.” Claro, el pequeño detalle es que se calcula que mató a 5,000 personas. Por cierto, ¿has visitado la tumba de Napoleón?
¡Un héroe nacional! ¿5,000 muertos por Escobar? ¡Ja! En las guerras de Napo murieron cerca de 3.5 millones de soldados y cerca de 3 millones de civiles; sólo en España 1 millón. (Por eso su tumba es más bonita que la de Escobar.) Sus logros sociales también fueron muchos, eso sí. (Si muero, ya saben que fue un francés.)
En tu empresa ten un enfoque social auténtico; eso genera vínculos sólidos y gran felicidad tanto en la comunidad asistida como en los empleados de tu empresa. También sirve si es que te interesa trascender en ser más que en tener.

Convertir lo ilegal en legal

En Estados Unidos hay estados donde la mariguana es legal. También lo son el cigarro y el alcohol; por supuesto que sabes que son drogas junto con el té de Passiflorine de tu alacena. Sólo que unas dañan más y otras menos. La oferta y la demanda hace que convenga, en un principio, que algo sea ilegal para venderlo caro (como el tabaco y el cigarro alguna vez), pero con el tiempo eso se vuelve impráctico y acaba siendo más conveniente que sea legal.

Y ¿tú que tienes que ver con esto?

Bueno, Uber es ilegal de principio, o bueno… entra en lo legal antes de que sea ilegal, se aprovecha de vacíos legales, se infiltra en el uso y costumbre, después las autoridades se dan cuenta y entonces se regulariza. ¿Y Facebook? Lugar perfecto para abusos a menores y robo de identidades, ¿la ley lo contemplaba? No, primero salió al mercado y luego se fue regulando. Napster y la música en streaming gratis… ¿Y los derechos de autor? Fue el origen de lo que hoy son Spotify, iTunes, Ares, y ¡Napster sigue vivo!

Antes de internet, el sujeto que copiara un libro o un álbum, y lo publicara masivamente, se iba a la cárcel. La tecnología lo cambió todo. Hoy, si eres un autor, mejor lo publicas gratis o muy barato, porque igual te lo van a copiar. Así, U2 mejor regaló su último álbum a medio billón de personas.

La auténtica disrupción es casi siempre tan grande que supera lo legal; no me digas que no te encanta Uber aunque no pagaba impuestos (a mi sí). No me digas que no usas los videos de Facebook. ¿Sabías que hoy en día es ilegal que los autores no reciban dinero como en YouTube? Ya lo están arreglando los abogados… pero, mientras tanto, estás participando de la ilegalidad.

Un fuerte distribuidor vale más que tu producto

Esta es la foto de los fugitivos más buscados en la página de la DEA.
Se ve que no la han renovado en formato desde que Google nació en 1995. Nótense, además, las fotos aplastadas del Chapo; apuesto a que yo hago una mejor usando WIX.

Imagina que eres un rico productor de tomates, inclusive el más exitoso del mundo. ¿Cómo se distribuye tu producto? Pues por medio de supermercados, principalmente. ¿Quién es más rico: tú (el productor más grande de tomates) o el distribuidor (Walmart)? ¡Pues claro que el distribuidor! La cocaína y la mariguana, por más ricos que vuelvan al Chapo o a los Templarios tiene que ser distribuida por una organización mucho más compleja y rica que el que las siembra o transporta. ¿Y entonces por qué no hay un solo ejecutivo del anónimo “NarcostCo” en la decrépita página web de la DEA?

La respuesta es sencilla: el distribuidor es tan poderosos que es intocable. La DEA no habla de él, no existe. ¿De qué hablas?

image011Si yo no utilizara Amazon como distribuidor a nivel mundial para vender El Libro Negro de la Persuasión, no sería best seller número 1 en mercadeo y ventas; sería más bien el worst seller del mercado de pulgas.

image012Sería feliz de todos modos.

Mientas exista un Walmart, el campesino venderá. Consigue un distribuidor poderoso y verás que los tomates y los libros sí son rentables.

Luz en la oscuridad

Nos encanta ver series en que los malos son los héroes: Frank Underwood mata y extorsiona para llegar a ser presidente; Pablo Escobar, con un carisma asesino hace lo propio para levantar un cártel; vikingos invaden y destrozan pueblos enteros. Nosotros, frente a la pantalla, deseamos (y lo sabe Netflix) que ganen, que maten, que engañen… todo de mentiritas, claro. Es nuestro Darth Vader personal el que se manifiesta. Está bien, no te culpes, es normal… una cervecita durante la serie, emoción, pero…

¿Hasta ahí llegamos?

México es un país donde reina la belleza, la abundancia y también la violencia y la escasez. No lo digo de dientes para afuera: he disfrutado de bellos lugares, manjares y calidez; así he sufrido atracos con armas apuntando a la cabeza de mis seres más queridos. Soy hijo de una familia que verdaderamente ha luchado con sangre guerrera para sobrevivir en las cambiantes condiciones económicas y sociales de este pueblo.

Pero, ¿qué no el mexicano se caracteriza por sonreírle a la muerte? Yo le sonrío cual calavera de azúcar con esta reflexión:

Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.
Viktor Frankl

¿Te has dado cuenta que la droga más destructiva y más utilizada por la gente de escasos recursos es legal? Es el thinner y parece que nadie lo nota. Y qué me dices de la otra droga legal llamada alcohol, que en México es la primera causa de muerte en jóvenes de entre 15 y 29 años de edad. El cigarro mata a 1 de cada 10 adultos en el mundo. Con narcos o sin narcos, como sociedad tenemos que diseñar nuestra vida de manera diferente. Si la Indra Nooyi de PepsiCo y el Joaquín Guzmán Loera del Cártel de Sinaloa usan design thinking como estrategia, ¿por qué nosotros no?

Escojamos ser la luz que nace de la oscuridad con empresas, equipos y familias que tengan estrategias inteligentes. Basta de lo mediocre. Nosotros podemos triunfar.

Mándale este artículo a tu ex jefe si fue anodino y guárdalo para que cuando seas mamá o papá le puedas contar a tus hijos una parte del trasfondo de la guerra que viviste: el management en la era del narco.

 

Contacto:

Correo: alex.llantada@gmail.com

Twitter: @Alex_Llantada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s